ADJUDICACIÓN CONCURSO “CENTRO DE LA IGUALDAD”

El pasado 2 de diciembre se hizo pública la adjudicación por parte de la Junta Local del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira (Sevilla) del contrato de prestación de servicios de asistencia técnica para la redacción de Proyecto Básico y de Ejecución y Dirección de las obras  de “Centro de la Igualdad”.

Atendiendo a los criterios de valoración establecidos en el Pliego de Cláusulas Administrativas particulares del concurso, en la adjudicación ha destacado la respuesta del proyecto a las demandas de diseño, funcionalidad y racionalidad, así como la experiencia curricular de la empresa, representada en Fernando Pumar López.

El ayuntamiento de Alcalá volcado  en convertir  el municipio en “referente en igualdad” presenta este ‘Centro de la Igualdad’  como uno de los elementos  de lanzamiento más importantes en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) y una de las medidas que surgen con más fuerza de la “Alcalá Social, Inclusiva y Solidaria” que apuesta por unir urbanismo y trabajo social para avanzar en la cohesión, igualdad de oportunidades y mejora de la calidad de vida de sus habitantes.

Para crear esta nueva infraestructura se empleará el solar de la antigua Guardería La Paz, en el distrito norte de la ciudad, supone una rehabilitación urbanística y social para el barrio y un equipamiento de vanguardia para toda la ciudad. La actuación contempla la creación del Centro de la Mujer, espacios cívicos a disposición de los vecinos y aparcamientos..

El Proyecto.

El objeto de la intervención tiene un carácter integrador para la zona norte de Alcalá de Guadaira, buscando la continuidad con el tejido urbano existente. La actuación sobre la parcela tiene tres vertientes: generación de espacios libres, dotación de aparcamientos, y creación de un centro de servicio social a la ciudad.

Atendiendo a este programa de necesidades, la implantación de los usos parte de las trazas existentes en el propio barrio. Para ello, se genera continuidad visual y de usos entre las zonas verdes adyacentes, posicionando los espacios libres de estancia en el centro de la parcela, arropado hacia el este por el edificio, y a oeste la zona de aparcamiento.

La edificación se concibe como un volumen limpio, rectangular, integrado en la fisonomía del entorno. Se desarrolla en dos plantas formalizadas como dos piezas superpuestas, creando un zócalo a nivel de planta baja y una bandeja superior de mayor escala, todo ello enfatizado por el uso de materiales asociado a cada nivel.